Visítanos en:
El Tiempo en Cádiar
Ayuntamiento de Cádiar
Inicio > Patrimonio > Patrimonio inmaterial

Patrimonio inmaterial

Uno de los capítulos a mencionar dentro del patrimonio de Cádiar lo encontramos en su patrimonio inmaterial. Como el resto de pueblos de La Alpujarra, el municipio de Cádiar presenta una rica tradición cultural, musical y de festejos. Destacan sus festejos religiosos (San Blas, Santa Rita, San Sebastián, San Roque, San Isidro, etc.), la feria de ganado de Cádiar (en octubre) con su famosa “Fuente del Vino” y como no, su patrimonio musical:

 

- LA FUENTE DEL VINO:

La fiesta de la Fuente del Vino está declarada de Interés Cultural por la Junta de Andalucía desde el año 2008. Se trata de una fuente gratuita de vino cuyos caños sacian con vino a todo aquel visitante que se acerca durante la feria de Cádiar (a principios de octubre). La fuente se ubica en la Plaza de la Iglesia y fue creada en 1967 por un grupo de amigos (Enrique Morón, Francisco Dumont Álvarez, Manuel Tarifa López y Luis Rodríguez Zapata). Desde entonces quedó como tradición de la localidad y la estructura de la fuente fue cambiando con el tiempo, siendo muy simple durante los primeros años. En el año 2014 se construyó una Fuente del Vino definitiva en un estilo más racionalista a modo de rotonda con una fuente de agua decorada con un poema de Enrique Morón. La importancia de la Fuente del Vino se da por su valor cultural más que por su valor monumental o arquitectónico.

La actual Fuente del Vino de Cádiar, se compone de dos ambientes diferenciados unidos que presentan dos grandes muros curvos que acogen al visitante con los brazos abiertos. Es decir, encontramos una doble fuente unida entre sí obra de la arquitecta Raquel Ruiz Monge. El muro curvo blanco nos adentra en la primera parte de la fuente. Con tres caños, esta parte está dedicada al deleite del vino, a fines lúdicos o como punto de encuentro. También encontramos cuatro pilares que simbolizan a los cuatro fundadores de la Fuente del Vino. El otro muro curvo de piedra caliza abre un segundo ambiente dedicado al descanso, a la reflexión y al recuerdo. Presenta una fuente redonda de agua revestida de piedra caliza en la que cae el agua desde cuatro grandes hojas de parra de bronce. El muro curvo presenta también una dedicatoria y un poema de Enrique Morón. El color de la piedra caliza, a su vez, se envuelve y une al color de la fachada de la iglesia de Cádiar creando un vínculo arquitectónico.

 

- EL TROVO:

Si el pueblo de Cádiar ha destacado en algo a lo largo de los siglos ha sido en lo referente a su patrimonio musical. El trovo alpujarreño se presenta como parte del patrimonio inmaterial más característico de Cádiar, basado en la improvisación de diálogos poéticos con acompañamiento musical (guitarra, violín y bandurria). Los troveros de Cádiar han sido galardonados durante años con varios de los premios del Festival Tradicional de Música de La Alpujarra, destacando el trovero de Cádiar Juan Morón. La música vocal e instrumental de cuerda va a estar muy presente en la cultura de Cádiar.

 

- GRUPO AL-CADI (rondalla):

Además del trovo, en el pueblo destaca la música de rondalla de grupo musical “Al-Cadí” que recoge una tradición de poemas y canciones antiguas propias del lugar. El grupo Al-Cadi surgió en el año 1982 como representación del pueblo de Cádiar en los diferentes festivales de música tradicional dirigido por el vecino Domingo Reinoso Martín “el molinero”. Sus componentes son vecinos del pueblo que se reúnen durante los meses de verano para los ensayos. El grupo está compuesto por voces femeninas, masculinas e instrumentos de cuerda (guitarras, laudes y bandurrias).

Vestidos con el traje tradicional han concursado desde el año 1982, donde participaron en el festival de Yegen, hasta la actualidad. El grupo ha ido cambiando a lo largo de los años integrando a más componentes en el grupo. La temática de las canciones suelen ser remerinos, canciones de noviazgo, fiestas y tradiciones. El grupo suele actuar durante el mes de agosto y ha recibido en las últimas décadas numerosos premios en el Festival Tradicional de Música de La Alpujarra.

 

- GRUPO SAN SEBASTIÁN DE YÁTOR (rondalla):

Los vecinos de Yátor unieron sus voces e instrumentos para formar una nueva rondalla y así poder representar a su pueblo en los distintos festivales de música tradicional además de rescatar canciones populares.

 

- ASOCIACIÓN MUSICAL SAN BLAS DE CÁDIAR:

Por último, destaca la banda de música de Cádiar presente en la historia de Cádiar desde el siglo XIX. Es una de las bandas de música más antiguas de España y se dice que recibió un premio de la mano de la reina Isabel II (1830-1904), aunque no hay constancia de ello. De lo que si tenemos datos son de las actuaciones a las que asistió la banda de Cádiar durante el verano de 1889 gracias a las noticias publicadas en los periódicos de la época. En este año, la banda de Cádiar participó en un concurso de bandas de los pueblos de la provincia granadina en el teatro Isabel la Católica de Granada, donde el espectáculo estuvo repleto de público y la banda de Cádiar fue una de las más aplaudidas según los periódicos.

La banda está llena de anécdotas históricas que han quedado en la memoria del pueblo. Se sabe poco de los inicios de esta banda, aunque sí han quedado fotografías de sus músicos de prácticamente todas las épocas. Sus músicos amenizaron las fiestas de los pueblos de La Alpujarra durante los años anteriores y posteriores a la Guerra Civil Española (1936-1939). En la mayoría de los casos iban andando a pie hasta los pueblos o en los vehículos que iban surgiendo. Los habitantes de estos pueblos les pagaban, les hospedaban y les alimentaban a cambio de que tocasen.

Durante la Guerra Civil, tuvieron que tocar en las victorias de las milicias republicanas de La Alpujarra y ayudar en ocasiones en el frente. Por este motivo y tras la Guerra Civil, sus músicos fueron condenados a muerte por el nuevo gobierno franquista en la plaza de toros de Granada. Fueron llevados y encarcelados dentro de dicha plaza hasta que un brigada de la Guardia Civil se apiadó de ellos y los liberó al ser este oriundo de Cádiar. Volvieron a Cádiar y siguió en trascurso de la historia mientras la banda siguió tocando durante décadas e incrementándose el número de músicos hasta la actualidad.

Hasta las últimas décadas del siglo XX, la banda solo estuvo formada por varones y comenzaron a integrarse mujeres en sus filas. Han pasado numerosos directores por la banda, incrementándose los estudios musicales, la instrumentación y los estudios en el conservatorio. Actualmente la banda toca por numerosos pueblos en fiestas, procesiones y Semana Santa.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • PRATS LUPIÁNEZ, V. "Relatos del maestro Ignacio". Revista La Casa de Cádiar, Narila y Yátor, nº 44.
  • REINOSO MARTÍN, D. Cancionero Al-Cadí y los festivales de música tradicional de La Alpujarra. Francisco Alcázar, 2011.

 

AUTOR DEL ESTUDIO Y FOTOGRAFÍAS:

  • Antonio Luis Manzano Alcázar.